Artículos del Trabajo de Titulación para la ENAT

 

En este punto del trabajo he de referirme directamente a mi experiencia personal en el oficio de hacer teatro. En primer lugar cabe reconocer una gran diferencia entre los montajes en los que participé durante el período de formación en la Escuela de Arte Teatral, por otro lado los promovidos por la misma Escuela, pero extra-curriculares, y por ultimo los montajes realizados fuera de la escuela. Es necesario ubicar el contexto en que se produjeron estos montajes, pues de él depende el valor de la experiencia adquirida en los procesos.

Los montajes escolares, más allá de haber sido realizados por gente que aún no es considerada como profesional, poseen una virtud que difícilmente puede encontrarse en ámbito profesional: la prioridad vital de todos los integrantes es precisamente ese montaje (aunque para algunos llegue a significar simplemente cubrir los créditos de la carrera), todos disponen del tiempo que sea necesario para los ensayos y las clases de apoyo a la puesta en escena, los directores-maestros están pendientes del aprendizaje del actor-alumno y en corregir las deficiencias, los grupos llevan ya algún tiempo conociéndose y trabajando juntos, la producción corre a cargo de la Escuela, por lo que el equipo creativo se preocupa únicamente de su trabajo; el espacio de ensayos así como el foro para las funciones están prácticamente a la disposición del grupo en los tiempos y las condiciones acordadas. Luego están los montajes propiciados por la Escuela, que sin pertenecer a ninguna materia, ni ofrecer créditos, brindan al actor la oportunidad de experimentar con las herramientas adquiridas durante su formación, y conocer lenguajes teatrales distintos de los que con objetivos pedagógicos son abordados en la carrera de actuación. En estos montajes el objetivo es el trabajo de acuerdo con la propuesta del director invitado o de acuerdo a las bases de una convocatoria lanzada por la Escuela, en cualquier caso se cuenta también con el apoyo institucional en el área de producción así como con el foro y espacio de ensayos. Y en el campo profesional de trabajo las cosas funcionan de otra manera, en principio el espacio de experimentación por parte del actor se ve acotado por condiciones de tiempo y dinero, es necesario estrenar en una fecha determinada y por lo regular no muy lejana pues el tiempo de los integrantes es escaso, ya que su prioridad vital no es, en la mayoría de los casos, el montaje en cuestión, sino la serie de otros montajes y trabajos alternos que ha de realizar para cubrir sus necesidades básicas como vestido, alimentación y vivienda (como expresé antes, hablo de mi experiencia, aunque esta podría ser la de muchos otros egresados de cualquier escuela). Por otro lado el tiempo de conocer y ajustarse con los demás compañeros de escena es rara vez tomado en cuenta. El aprendizaje queda fuera de los objetivos de las puestas en escena y la deficiencias actorales simplemente se subsanan, por lo regular, cambiando de actor, o en el peor de los casos, no prestándoles atención.

Miguel Ángel Canto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s